viernes, abril 20, 2007

Contradicción

No me gustan las exhibiciones sentimentaloides, ni suelo hablar de mi vida ni de mis estados de ánimo. Difícilmente aguanto las actitudes autocompasivas, sobre todo en mí. No me gusta quejarme ni dar la lata: soy fuerte y orgullosa (y débil y arrastrada también).
Sin embargo...qué sola me siento en esta noche. Me siento sola aunque me guste la soledad, e incluso aunque yo sea artífice de ella. Este es uno de esos momentos en que una siente una vez más que nada cambiaría si no estuviera.
Sé que es una gran contradicción: amar la soledad y sentirse sola.
Mañana cambiaré de nuevo y ya no seré más esta, la Laura de esta noche no existirá más. Es bastante probable, incluso, que este texto desaparezca, que me avergüence de mostrar signos de debilidad y lo destruya.
Hasta entonces:

Like the sun, dear, up on high
We'll return, dear, to the sky
And we'll banish the pain and the sorrow
Until tomorrow, goodbye


3 comentarios:

Awo IYeroArg dijo...

Querida Laura:
Eres humana, a veces estamos bien, a veces estamos mal. Para mi tienes una personalidad tan linda porque eres arrolladora, arrogante, orgullosa. podríamos decir que eso no está bien pero cuando se tienen valores y potencia espiritual, es lógico que así lo sea, ademas es así no vamos a andar con vueltas, los que te queremos quizás no seamos muchos, pero te queremos tal como eres y te pedimos que no cambies. Solo yo me atrevo a pedirte que no luches contra el mundo que siga asi de loco adonde quiera que vaya, pero que vos no te lastimes. Anoche te contesté al toque tu comentario, después me dije, tengo que contestar los demas comentarios tambien y así lo hice luego. Laurita linda, cuando quieras mandame un mail y me contás lo que quieras, si así lo querés. la soledad es también una experiencia que debemos superar, porque muchas veces aunque estamos acompañados, estamos solos, solos porque lo que vamos a lograr alcanzar depende de nosotros solamente, lo que nos daña depende de nosotros tambien solamente.
Aquí en argentina hay alguien que te quiere: Andrés.

Antonio José dijo...

Laura:

Todos somos débiles, quizá en eso resida nuestra fuerza, nuestro afán de superación y muchas cosas más. Y por supuesto todos somos contradictorios, ese seguro que es uno de nuestros mayores encantos :)

Ah! y seguro que hay momentos en los que rodeados de gente uno puede sentirse mucho más sólo que en completa soledad, este mundo es así de "absurdo" y maravilloso a la vez y la gente también.

Saludos.

Saintwolf dijo...

Comento en tu penúltima entrada porque me gusta más, aunque no se me ocurra nada inteligente que decir (cosa frecuente, por otra parte).
Pero mi humilde opinión (sabiendo que seguramente partimos de bases completamente distintas, de hecho en mi blog sólo hablo de mi vida personal) es que ni sentirte sola es una debilidad ni tienes porque ocultar los aspectos que sí lo son.

Por cierto, aunque el de wordpress está parado hasta que uno venza (es el servidor donde intento aprender a colgarlo versus yo), mi blog en livejournal está (algo) más activo.

Sin embargo gracias por el comentario, con el que te habrás dado cuenta de que lo has inaugurado.

Un besino