sábado, enero 23, 2010

Mañana estaremos muertos

Conozco a gente que sacrifica el sudor y las ansias; hombres que permanecen junto a mujeres a las que no aman- pobres ambos-, que permanecen junto a esta sólo por no poder estar con aquella; hombres, a los que, de hecho, les da igual esta que aquella, pues lo único que desean es una compañera, poco importa quién sea mientras encaje en su estrecho molde doméstico.
Conozco mujeres que se comparan constantemente entre sí, que viven atormentadas por la imagen engañosa de cómo les gustaría ser: más altas, más delgadas, más guapas, más jóvenes; mujeres que se quedan con el primero que las mira.
Conozco personas que no hacen el amor, o que lo convierten en algo triste y mecánico. Personas asustadas, gente acomodada en sus miedos, sus rutinas, sus conceptos estrictos de lo que debe ser.
No se dan cuenta de que cada día será más difícil MIRAR, sudar, jugar como chiquillos, amar como bestias. ¡Oh! Si hoy no te gusta tu cuerpo, si hoy no te apasiona tu pareja... ¿Qué pasará mañana? ¿Qué será de ti cuando seas viejo?

Mañana estaremos todos muertos
Y, a pesar de no ser conscientes,
Ellos ya van ensayando cada día.

8 comentarios:

Q.G. dijo...

Guau O.O

Fantástico.

Walkirja dijo...

Gracias! ^^ Da gusto tener algún lector y que encima te comente...

Dr. Azzacov dijo...

Cierto. Nuestro calendario debería ser una cuenta atrás y no una evolución. Creo que la lección de finitud es muy importante para el hombre.

Anónimo dijo...

Interesante ¿has pensado en hacer alguna lectura en público? Muy buena calidad ¿Has leído los escritos de Frida Khalo?
Un saludo.

Walkirja dijo...

¿Pero por qué la gente se empeña en no aprender una lección tan importante? Es como si no creyeran que van a morir, y tenemos tan poco tiempo...

La verdad es que de Frida Kahlo sólo conozco su arte plástico, buscaré sus escritos.
No me planteo nada en especial... Hace unos años hice un recital poético y ya... no sé, lo que surja..

Princesa dijo...

Considero que hay que vivir la vida cada dia, nunca sabemos lo que puede ocurrir mañana.

Sebastian Villa dijo...

DIOSES! Ese final... Mierda...

Mujer, te luciste... Te luciste profundamente!

Walkirja dijo...

La dádiva de tu elogio es excesiva, Sebastián, pero gracias igualmente ^^
Igualmente nadie va a respirar AHORA como si fuera su último aliento por leer mi texto. Lo sé. Y mira que tengo pocas certezas...